Fundamentos

MOOKP es un tipo de cirugía oftalmológica que permite recuperar la visión de un ojo ciego cuando el trasplante de córnea ha fallado, o cuando el transplante de córnea no puede ser practicado. La córnea es la membrana transparente que constituye la porción anterior externa del bulbo ocular, la transparencia de ella permite la visión.

¿Cuales son las causas que hacen perder la transparencia de la córnea?

La córnea se puede opacificar por varias enfermedades oculares:

  1. Algunas son de naturaleza inflamatoria y son en general provocadas por bacterias o por virus, responsables de la queratitis y de la úlceras corneales.
  2. Otras enfermedades son de naturaleza degenerativa y son provocados por razones genéticas constitucionales o familiares (degeneraciones corneales).
  3. También algunas patologías sistémicas del organismo, pueden resultar en opacificaciones corneales como en formas gravísimas de enfermedades infecciosas sistémicas o en enfermedades de la piel y mucosas (Penfigo, Penfigoide, Síndrome de Sjögren, Stevens-Johnson).
  4. También el trauma puede opacificar la cornea, ya sea provocando una herida corneal o una causticación química o física.

Todas estas alteraciones corneales se pueden tratar medicamente con ungüentos o colirios que en ocasiones permiten dar una transparencia parcial o completa a la córnea, pero, a veces, la córnea permanece definitivamente opaca. En este punto el cirujano interviene con el tranplante de córnea que debe ser seguido con meticulosidad, dado que el fenomeno de rechazo es siempre posible, aunque tiene una incidencia limitada dado que en la cónea normalmente hay ausencia de vasos sanguíneos. Aún no obstante de este beneficio inmunológico que goza el tejido corneal, de las mejoras en las técnicas quirúrgicas y tratamientos farmacológicos postoperatorios existen ocasiones en que la opacidad corneal que lleva al trasplante hace que este fracase y hace inútil la realización del mismo y de realizarse lleva a un fracaso seguro.

En los casos en que el transplante de córnea no es suficiente para restituir la visión, como en aquellos casos en que la córnea no sólo esta opaca, sino también la estructura anatómica esta alterada o notablemente dañada por la presencia de tejido vascularizado, fibrótico y degenerado, como en traumas químicos o físicos (causticaciones con ácido, con cal, fuego o con agua caliente). Más allá de que la córnea este alterada, también lo puede estar el tejido circundante como la conjuntiva, la glándula lagrimal, el párpado y a veces el tejido cutáneo circundante, en modo tal que el ojo se hace irreconoscible.

En esta grave y no rara condición la única posibilidad para recuperar la visión del individuo ciego, corresponde a la cirugía de queratoprotesis. Esta intervención consiste en sustituir un disco central de córnea opaca, no más con tejido corneal de donante, sino con una pequeña lente transparente de forma cilíndrica de material acrilíco (poli-metil-metacrilato, PMMA) que es inerte para el tejido humano es transparente, puro y bien tolerado también por el ojo.